AMATE
Noticias no
 
Redes Sociales
 
 
df


MARCHA DEL ORGULLO EN EL SALVADOR
2014-08-13


Desde el año de 1997 se ha llevado a cabo en El Salvador la marcha en pro de la diversidad sexual de este país ininterrumpidamente. Año con año esta marcha ha ido acrecentando su afluencia de personas, sobre todo en los últimos cinco.

No es una coincidencia que este tipo de expresiones diversas se comenzaran a dar tardíamente en esta sociedad, puesto que coincide con el período de posguerra. El Salvador se vio sumergido durante toda la década de 1980 y comienzos de los 1990 en una guerra civil que esparció, a lo largo y ancho de esta pequeña nación, dolor y muerte. Esta lucha armada  tampoco aconteció por casualidad. La nación salvadoreña estuvo gobernada por regímenes militares totalitaristas desde 1930. La represión política e ideológica estaba a la orden del día, contexto que desembocó en un conflicto ideológico armado. Este tipo de represión tuvo un repunte durante los doce años de guerra civil en El Salvador, razón por la que era casi imposible imaginar que se podía realizar una manifestación de diversidad sexual a plena luz pública en esa época.

Al adentrarse la década de 1990, comenzó a florecer un proceso de democratización en esta sociedad. La militarización y represión política eran prácticamente aspectos del pasado. Se inicia entonces una nueva lucha, el respeto por las diversidades humanas, no sólo la diversidad sexual, sino todo tipo de manifestación humana que durante todo el siglo XX intentaron ser eliminadas por los procesos de homogeneización de las sociedades.

Es en este contexto que se hacen más visibles las manifestaciones públicas de diversidad sexual en la sociedad salvadoreña, como la marcha del orgullo. Nótese que se dice más visibles, ya que se tiene conocimiento que existían expresiones de diversidad desde finales de la década de 1970 pero eran completamente clandestinas, vividas en las sombras, entre bastidores.

Sin embargo, en un país como El Salvador, un proceso de democratización no es para nada suficiente como para respetar las manifestaciones diversas, en especial si transgreden la heteronormtividad impuesta por los prejuicios, el conservadurismo de una sociedad cristianocéntrica, la ignorancia acerca del tema, entre otras muchas razones que llevan a la gran mayoría de la población a ser altamente lgbtifóbicos. Una población que ve a todos aquellos que no son heterosexuales como anormales, enfermos, pecadores, promiscuos. Antivalores que desembocan algunas veces en asesinatos por odio, severas discriminaciones, exclusiones altamente dañinas, entre otros aspectos.

Todo lo anterior ha hecho que las marchas del orgullo en El Salvador lo sean todo menos fáciles. Desde la primera marcha LGBTI, estas han representado un reto para las personas de sexualmente diversas, puesto que tienen que lidiar con las burlas, los insultos, los maltratos, inclusive con la violencia, ya que ha sido cotidiano que siempre, después de la realización de una de estas marchas, se den asesinatos contra personas de la Comunidad, sobre todo mujeres trans.

Existen en El Salvador fuertes lobies conservadores y cristianos que siempre hacen campañas en contra de la marcha del orgullo LGBTI que buscan desprestigiar las luchas y la reivindicación de derechos, ensuciando las diferentes manifestaciones de diversidad con consignas moralistas y religiosas. Además, estos mismos grupos conservadores suelen convocar marchas en pro de valores arcaicos y excluyentes que contrarrestan todo tipo de trabajo realizado en pro de la ecuanimidad.

No obstante, pese a todo esto, la más reciente marcha de diversidad sexual en El Salvador logró concurrir a más de cinco mil personas que se manifestaron pacíficamente en aras de lograr derechos históricamente negados al colectivo diverso, pero sobre todo, para lograr el respeto a las diferencias y una vida digna en equidad.



 
 
 
Registrate, para recibir nuestro boletín electrónico:
Nombre: Apellido:
Institución: E-mail:
Contraseña: Código: Código
  Ingresa el código de verificación :
  AMATE  
2225-2332
2225-4032
2225-2332
  info@amate.org.sv   Calle Dirección # 249
Colonia Escalón
San Salvador, El Salvador